Rotura fibrilar, un dolor similar a una pedrada

985 31 62 71
Rotura fibrilar, un dolor similar a una pedrada

Entre las lesiones que tratamos con mayor frecuencia en nuestro centro de fisioterapia de Gijón, tenemos que mencionar obligatoriamente las roturas fibrilares. Son desgarros, más o menos grandes, que afectan a algunas de las fibras de un músculo, y que se producen bien por una contusión o bien y de forma mayoritaria, por un sobreesfuerzo. El muslo o los gemelos son las zonas dónde son más comunes.

Quienes sufren una rotura de fibras coinciden en señalar haber sentido un dolor repentino e intenso, muchos lo asemejan a recibir una pedrada o un disparo, seguido de la imposibilidad de mover adecuadamente el músculo afectado. La primera media que se debe tomar al sentir esa “pedrada” es, lógicamente, interrumpir de inmediato la actividad y, cuanto antes, aplicar hielo o compresas frías para reducir la inflamación.

El tiempo de recuperación de una lesión de este tipo variará en función de diferentes factores: El tamaño de la rotura, el músculo afectado… Pero, en cualquier caso, será conveniente acudir a un centro de fisioterapia de Gijón para que un fisioterapeuta comience la aplicación de un masaje drenante que ayude a educir la inflamación de la zona afectada. A medida que vaya cicatrizando la herida, el mismo centro te irá indicando algunos ejercicios para el estiramiento del músculo afectado con el fin de ir recuperando su funcionalidad completa.

Como ocurre en otras muchas lesiones, la mejor forma de prevenir su aparición es realizar un protocolo de calentamiento muscular antes de comenzar la actividad deportiva. Desde el Centro de Fisioterapia Galán te invitamos a visitarnos para ayudarte a crear ese protocolo de calentamiento que te evitará muchas lesiones musculares    

haz clic para copiar mailmail copiado